CENTRO MEDICO DEL OZONO
 
 
CONSULTORIO DE ENFERMEDADES
 
 
DEL SISTEMA NERVIOSO
 
 


Estas son las patologías que hemos tratado con ozono exitosamente en nuestro centro

Infecciosas: Erisipela, herpes, HIV, hepatitis, micóticas, parasitarias


Reumáticas: Artritis reumatoidea, artrosis, fibromialgia

Vasculares periféricas: Várices, úlceras
Neurológicas: Demencia senil, Parkinson, Alzheimer, accidente cerebrovascular, cefalea

Gastrointestinales: hemorroides, gastritis, colon irritable, colitis ulcerosa, crohn

Oftalmológicas: Glaucoma, Retinosis pigmentaria, neuritis óptica
Metabólicas: Diabetes, hipercolesterolemia, gota
Dermatológicas: acné, dermatitis seborreica, psoriasis
Estética: Adiposidad localizada, celulitis, secuela de quemadura, manchas, tratamiento antienvejecimiento

Traumatológicas: Hernia de disco, tendinitis, dolor agudo y crónico, lesiones deportivas
Oncológicas
Psiquiatría: Depresión, estrés, ansiedad, otras


Pandemia del miedo….como prevenirla y como combatirla…
 

Escrito por Dra. Ana E. Rieck 

 

Ante la declarada Pandemia de Influenza Porcina o Influenza Humana H1N1, hemos elaborado este documento para nuestros pacientes y visitantes de nuestra web como una manera de llevar un poco de calma a tanta gente que, desinformada, comienza a entrar en pánico.

No veo razón para que cunda el pánico, la enfermedad se puede prevenir con medidas simples y de manera natural, y en caso de presentarse y si uno se enferma, se puede tratar también por medios naturales con una respuesta terapeútica rápida y efectiva....(Dra. Ana Elizabeth Rieck, directora del Centro Medico del Ozono)  

Pensamos que, si bien es cierto la realidad no se puede desconocer y estamos ad portas de un problema de salud de proporciones gigantescas a nivel global y que probablemente afectará a muchas personas en nuestro planeta, no es menos cierto que la desinformación e ignorancia de la población respecto a la enfermedad hará que el pánico se apodere de la gente, la que bajo este estado emocional puede tomar decisiones apresuradas que más que ayudarles complicarán aun más la situación.

A nuestro modo de ver y a la luz de los conocimientos actuales, el Virus, mutación de un virus del cerdo y como cualquier virus, es más agresivo y dañino mientras menos capacidad de defenderse tengan las personas contagiadas. El estado del sistema inmunológico para enfrentar el contagio y la defensa es clave y vital para poder hacer frente a esta eventual epidemia global.

Nuestro organismo está diseñado para hacer frente a cualquier infección. No existe un virus tan dañino que sea capaz de causar estragos en el ser humano cuando su sistema de defensas (sistema inmunológico) está en la plenitud de sus funciones y fuerzas, y en la eventualidad que el virus pudiera traspasar las primeras barreras de defensa, las células y funciones más especializadas a menudo terminan dando cuenta de él.

La inmensa mayoría de la gente sobrevive a una epidemia, aun sin tomar ningún remedio. Las epidemias no son nuevas en nuestra historia, antes no había vacunas ni antivirales de elevado costo, mucha propaganda y dudoso efecto en un virus para el que nunca han sido probados. En estas condiciones, casi sin tratamientos de ningún tipo hubo epidemias muy grandes donde murió mucha gente, sin embargo la gran mayoría se salvaron gracias a que poseemos un sistema inmune muy bien diseñado y muy efectivo. Hoy, con muchas y mejores medidas higiénicas y sanitarias, buenas y rápidas comunicaciones, una mejor y mas amplia educación, mejor alimentación y mejor conocimiento del cuerpo humano y del sistema inmunológico, la situación es diametralmente diferente a lo que pasaba antaño, la probabilidad de contagio es menor y la probabilidad de enfermar gravemente y morir es mucho menor todavía.

Las tasas de contagio y de enfermedad, así como la severidad de la enfermedad son muy variadas en las diferentes personas, desde gente que, expuesta al contagio no se contagia ni se enferma hasta los que mueren a causa de la enfermedad.  Entre estos dos extremos está una gran cantidad de gente que hace síntomas leves o moderados (la mayoría) y a veces severos, pero no mueren, que es el mayor temor de las personas.

Lo mejor que podemos hacer frente a esta anunciada pandemia (epidemia en todo el planeta) no es precisamente abastecernos con antivirales, comprar muchas mascarillas y colocarnos cuanta vacuna para la Influenza se nos ofrezca y recomiende, ya que ésta, además de no servir para nada en este brote epidémico por que se trata de un virus diferente,  podría hasta terminar siendo más perjudicial en algunas personas con su inmunidad ya deprimida. No hay tratamientos de efecto significativo para curar las enfermedades virales en medicina convencional, lo que hay es caro y de efecto bastante limitado y la mayoría de los tratamientos solo apuntan a los síntomas.

Que hacer entonces.

Lo primero es tratar de no tener miedo, el miedo es una forma de estrés para nuestro cuerpo, actúa lenta y solapadamente minando nuestra capacidad de defendernos y es el mejor aliado de los virus, tengan el apellido que tengan.  

Diversos estudios han puesto en evidencia que el temor y la ansiedad mantenidos en el tiempo tienen un efecto depresor de nuestro sistema inmunológico. Estudios realizados en la Universidad de Granada evidenciaron que las personas con miedo tenían una menor cantidad de linfocitos NK (NaturalKiller) y estos eran menos activos. Así mismo tenían menos linfocitos CD8 citotóxicos y  menos interleukina 1 beta, todos estos son cruciales como las primeras barreras de defensa que nuestro cuerpo tiene frente a los virus.  En otros estudios también se ha visto que las personas bajo estrés y miedo producen menos anticuerpos cuando se les coloca una vacuna, tienen en general menos linfocitos B y T, fundamentales en nuestra defensa antiviral y además producen menos Interferón gamma, el mas potente antiviral conocido y que es producido por nuestro cuerpo para defenderse.

En este panorama aparece  como demasiado evidente que si queremos facilitarle el trabajo al virus de la Influenza de los cerdos y allanarle el camino para que nos haga todo el daño que quiera, lo mejor que podemos hacer es esperarlo con mucho miedo.

No recomendamos vacunarse contra la Influenza, no sirve de nada. No tomen antivirales, tampoco sirven de mucho aunque su venta masiva puede reportar muchos miles de millones a la industria farmacéutica. No hay estudios de ningún tipo que respalden su uso frente a esta variedad de virus, todo es teórico.

Hay que extremar las medidas que ayuden a nuestro cuerpo y a nuestro sistema inmunológico a estar muy bien parado y preparado para la eventualidad de una verdadera epidemia global.

En este sentido, es de todas maneras recomendable una buena alimentación rica en vegetales frescos y frutas por su alto contenido en vitaminas, minerales y antioxidantes que ayudan a neutralizar toxinas y radicales libres que deprimen nuestro sistema inmunológico, es bueno también tomar mucha agua, al menos un litro al dia en los niños y dos litros mínimo en los adultos, mantenerse abrigado sin olvidar que el frío puede también deprimir nuestras defensas.

Eviten la exposición a contaminantes como humo de cigarrillo, carbón, quema de madera, gases de vehículos, etc.. además de contener una cantidad enorme de sustancias tóxicas, generan en nuestro cuerpo muchos radicales libres que junto a los tóxicos directos lesionan severamente la capacidad de nuestro sistema inmune de defendernos.  

Eviten el consumo de alimentos grasos y fritos debido a su riqueza en grasas saturadas que tienen efectos pro-inflamatorios y depresores de la inmunidad. Eviten los colorantes y aditivos en los alimentos, bloquean enzimas claves en la digestión de los nutrientes en el intestino, algunos pasan a la sangre y se comportan como toxinas saturando nuestros sistemas de detoxificación, que necesitamos para estar en mejores condiciones para defendernos.

Eviten dulces y azúcar. Al ser ingeridos provocan un rápido y elevado incremento de la Insulina y de otras moléculas similares que tienen un potente efecto depresor de la inmunidad y cualidades pro-inflamatorias. Las azucares las pueden obtener de cereales naturales como arroz, trigo, maíz, avena y también de las frutas y en menor grado de las legumbres, que son una excelente fuente de proteina sin grasa saturada.

En algunas personas, debido a su alto nivel de stress, a su edad, a la presencia de otras enfermedades concomitantes, a una mala alimentación (mucha hamburguesa, pan, fideos y bebidas gaseosas por ejemplo), a la exposición a contaminantes, al consumo de cigarrillos, etc., Puede ser necesario el uso de suplementos naturales, vitaminas y ciertos minerales, que cumplen funciones específicas como potenciadores del sistema inmune y lo ayudan a neutralizar los efectos de toxinas y tóxicos en la alimentación y en el ambiente.  Los suplementos específicos y las dosis pueden ser consultados con su médico.

Eviten tomar aspirinas, anti-inflamatorios, paracetamol, tapsin y todas esas cosas. En el terreno de la prevención No sirven para nada, y más aun, pueden elevar el nivel de oxidación y aumentar la carga de toxinas en el cuerpo distrayendo y haciendo menos eficiente al sistema inmune

En el terreno preventivo es posible utilizar la mezcla de Oxigeno/Ozono Medicinal. Experiencias en diversos países, con personas, animales y en el laboratorio han mostrado la eficacia del Oxígeno/Ozono medicinal para estimular y elevar los parámetros de inmunidad inespecíficos que nos protegen de cualquer virus sin importar si viene del chancho o del burro, asi como para mejorar la eficiencia y efectividad de nuestro sistema antioxidante y para eliminar de nuestro organismo, virus, bacterias y hongos por su potente efecto germicida directo.  Carece de efectos adversos, se puede utilizar sin riesgo en niños y adultos. Su uso como preventivo  requiere de una aplicación semanal de apenas unos pocos minutos. La vía de aplicación es la vía rectal  y el procedimiento es muy bien tolerado.  Es perfectamente compatible con cualquier otra medida.

Tratamiento

En el terreno del tratamiento, los síntomas pueden ser tratados muy bien con suplementos sin aumentar la carga de toxinas y radicales libres que complican y distraen  a un organismo que está haciendo todo su mayor esfuerzo por defenderse.

En el plano de la curación de le enfermedad viral, especialmente en sus primeras 24 horas, contamos con una intervencion que es altamente efectiva y resolutiva en mas de un 90% de los pacientes.

Se trata del Tratamiento por medio de Oxígeno/Ozono Medicinal por vía rectal y endovenosa en suero, de manera simultánea y hasta por tres días seguidos si es necesario, es útil en  la Influenza y otras enfermedades virales y bacterianas tanto agudas como crónicas. ciones.

Todo el equipo de profesionales del Centro Medico del Ozono estamos preparados para atender sus dudas e inquietudes así como, si fuese necesario, para darle la asistencia que requiera de una manera rápida, natural, sin efectos colaterales y altamente efectiva. Esperamos poder ayudar si somos requeridos, saben que pueden contar con nosotros si nos necesitan.

 

 
Home Quienes SomosTratamientos Docencia Patologías Donde Estamos?Contacto
Copyright © 2012 IDG comunicación - All right reserved